Yo también tengo la panificadora del Lidl, mi primer pan de molde con espelta y semillas

P1030223

Sí, he dejado pasar el tiempo. Ha sido conscientemente. He querido disfrutarla sólo para mí.  Conocernos y esas cosas. Mantener la tensión esa de la que hablan no resuelta. Lo confieso, yo también me hice con la maravillosa e impresionante panificadora del Lidl. Lo sigo confesando, me he sentido como un depredador garantizando mi supervivencia. A la zaga de la oferta. Mirando cada semana en la aplicación móvil del Lidl si había llegado el momento, aunque mi instinto comercial ya sabía que saldría una vez pasada la campaña de vuelta al cole. Como si verla anunciada la primera me diera más puntos para garantizarme el conseguirla.

P1030180

Y llegó el 22 de septiembre, y chocaron los planetas para que yo consiguiera una. Porque si no hubieran chocado, yo ahora no la tendría, en condiciones normales no habríamos podido ir a hacer cola a la puerta del Lidl para posicionarnos en la pole. Sí, es surrealista lo que estoy contando, lo sé. Pero así fue. Yo entro a trabajar a las 09:00h. y mi costillo deja a los niños y se va también corriendo a currar, pero ese fin de semana le pasó a un amigo nuestro un imprevisto con la justicia (nada complicado, sólo un tema incómodo no os preocupéis) pero mi susodicho costillo le acompañó, y el lunes de nuevo tuvo que acompañarle al juzgado que da la casualidad que está pegadito a un Lidl que abría media hora antes de su cita. Yo casi lloraba de la emoción cuando me dijo que tenía que ir. Ya me imaginaba acariciando la dichosa panificadora. Y tengo que reconocer que fue gracias a este amiguete que yo hoy tenga este idilio tan bonito que espero me de muchas alegrías y que siga fomentando mi alimentación saludable. Pero no sólo porque le sucediera esto, sino porque cuando mi susodicho llegó ya estaba él haciendo cola y haciéndose fuerte. Mucho nos reímos ese día, ellos contando la aventura con estrategia y todo para adelantar a los competidores, yo disfrutando como una enana desde la distancia imaginándomelo.  Por lo visto los pasillos eran pistas de carreras, tipo la imagen del primer día de rebajas en El Corte inglés en los años 80.

P1030198

Estos se metieron tanto en el papel que este amigo se llevó otra para él, otra para su padre y vamos, no se llevaron más porque no tenían más manos ni familia digo yo, además de la gente que se les hubiera tirado encima. Dicen que el pobre reponedor no daba crédito y no le dejaban ni descargar el palét de panificadoras, vamos, que ese día se podría haber quedado en la cama que nadie le iba a echar de menos. Pues eso, que hay muchos más depredadores por ahí sueltos, y si tú eres uno de ellos es hora de ponernos manos a la obra con los panes de molde con espelta. Yo estoy haciendo pruebas, y os dejo primero este que por ahora me convence bastante.

P1030164

Ya antes de tener la panificadora había leído mucho a Salomé, el alma máter de Bloc de recetas, el blog de referencia para el mundo espelta. Te recomiendo que leas el post que he linkado con su nombre porque es buenísimo y aclara muchas dudas la primera vez que vas a usar la máquina. Ella también tiene intolerancia al trigo y por eso tiene versiones de casi toda la repostería y panes usando otras harinas. Os recomiendo pasaros por él aún corriendo el riesgo de que no volváis a mis brazos je, je, je… Al César lo que es del César.  Allí cogí la base de las proporciones de ingredientes líquidos y secos, que son iguales o parecidos a los que pueden darte el manual de instrucciones de la máquina, y luego pues está la parte de la creatividad y gustos de cada uno, añadir semillas como voy a hacer yo ahora, pasas, aceitunas, tomates secos, nueces… al gusto de cada uno. También se puede jugar con los líquidos, agua, leche, suero… o cambiar partes como haré yo ahora, sustituyendo parte de agua por zumo de naranja que suaviza los sabores de las harinas integrales.

P1030142

Ingredientes

– 520 gr. harina de espelta. Yo he mezclado 350 gr. de harina blanca de espelta y 170 gr. de harina integral de espelta, pero mi intención era hacer lo contrario, más cantidad de integral y menos de blanca, pero como hago las cosas demasiado rápido me equivoqué de bote. Así que podéis jugar con las cantidades o usar sólo un tipo.

– 300 gr. de líquido. Yo he puesto el zumo de una naranja y lo que falte hasta 300 gr. de agua. Creo que han sido una proporción de 100 gr. de zumo y 200 gr. de agua.

– 1 cucharada de sirope de ágave. Puedes poner miel, pero a mí me da la sensación de que marca mucho el sabor.

– 2 cucharadas de aceite

– 15 gr. de levadura fresca ó 5 gr. de levadura seca de panadero (un sobre)

– 1 cucharada y media de sal

– 125 gr. de semillas mezcladas, lino, girasol y calabaza.

Modus Operandi 

1) Poner en la panificadora los líquidos: zumo, agua, aceite y ágave. Si usas levadura fresca mejor que la pongas aquí, la puedes disolver antes con algo del agua o líquido.

2) Poner el resto de ingredientes, la harina, la sal y la levadura si es seca. Dicen que es mejor que la levadura no esté en contacto directo con la sal, así que la puedes poner en un extremo y al otro la levadura.

3) Poner el programa esponjoso (se puede poner el integral o el normal, va según gustos). Yo le quito la función de calentamiento para acortar el proceso que siempre voy de cabeza, si alguien lo hace con él que nos cuente la diferencia. Y el tostado medio, pero eso porque a mí me gusta así , cada uno como prefiera.

4) Comienza la fiesta, quédate la primera vez para ver lo guay que es que una máquina lo haga todo y tú ahí mirando cual pensionista a pie de obra. Levanta la tapa en el primer amasado para ver como se va formando la masa y controlar si necesita más harina o más agua. Se tiene que ir desprendiendo toda la harina de las paredes y la bola se irá pareciendo a una masa toda integrada.

5) Cuando suene el pitido en el segundo amasado pones las semillas así a cascoporro, ya se encarga la maquinita del resto.

6) Cuando empiece el segundo levado es cuando quitamos las palas para que al sacar el pan no se nos rompa por abajo. En ese momento se puede sacar la masa, darle un poco de forma y volver a meterla dentro para que termine el reposo.

7) Ya se pondrá a hornear solita.  Sólo nos queda esperar y en cuanto se ponga a pitar lo sacamos. Tener cuidado que quema la cubeta, la pones de lateral encima de algo que no se dañe, yo una tabla de cortar , mueves las ruedas de abajo para que se suelte el pan y mueves la cubeta hasta sacar el pan. Lo dejas enfriar sobre una rejilla y voilá.

Este tipo de panes dura menos tiempo, así que es mejor que lo cortes y congeles, así cada noche puedes sacar lo que vayas a desayunar o comer al día siguiente. Tostado con aceite o mantequilla y miel está buenísimo. También puedes hacerlo y darle la mitad a esos vecinos o amigos que te lo agradecerán un montón y harás la obra de caridad del día.

Y hoy la recomendación de #Comesintrigoybailarás correrá a cargo de Supergrass, porque así me imagino a los protagonistas de mi misión, amigos de juventud, corriendo por los pasillos del Lidl para hacerse con un electrodoméstico. En fin, cuando algo nos emociona da igual la edad que tengas, siempre seguirás siendo un niño.

29 comentarios en “Yo también tengo la panificadora del Lidl, mi primer pan de molde con espelta y semillas

  1. A estos de supergrass se les ve preocupadísimos por la dieta saludable, las intolerancias, las panificadoras y los alimentos orgánicos, verdad?. Echo de menos esa sensación….buenísimo el relato. Yo una vez compré una panificadora para mi cuñado en un Lidl de un pueblo de Alicante cuando estábamos de vacaciones y había todas las que quisieras!!! Y sin colas!!! Lo que es vivir en provincias…asco de Madrid. Gracias por la receta!!!

    Me gusta

    1. Ja, ja, ja… yo creo que estos tenían una madre que les daba pan de verdad, huevos de gallinas del pueblo y tomates recién cogidos de la mata sin pesticidas ni nada parecido, ¡por eso son tan felices!
      Pues yo creo que este año la fiebre ha sido tal que no han quedado unidades ni en el pueblo más recóndito. Eso sí, habrá que ver si dentro de seis meses le seguimos dando uso o le hacemos hueco en el trastero. Gracias a tí por leerlo y reírte.

      Me gusta

    1. La verdad es que nos reímos un montón. Pues nosotros cada día más pan, desde que soy aspirante a panarra claro… Esto de hacerlo en casa motiva un montón, y teniendo la pani (ya la tuteo y todo) no hay excusa para enriquecer a Bimbo y a Panrico.

      Me gusta

    1. Hola Lucía. Si tienes la pani del Lidl tienes que quitar el calentamiento en el botón del tostado. La última opción es la que elimina el calentamiento. Eso sí, ya no puedes elegir el nivel de tostado. En mi caso merece la pena quitar el calentamiento si los ingredientes están a temperatura ambiente. Es muy fácil, ya verás cómo le pillas el truquillo.

      Me gusta

  2. Hola! Hace poco que te sigo pero me encanta como explicas las cosas! Me voy riendo sola a cada ratito jajaj. Genial la receta que nos passas me irá de perlas este finde. Yo tb me compré hace poco la panificadora y realmente me sentia como tu dices al salir de alli con mi caja en mano jaja. Merci x compartila

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a tí por leer y por comentar Mireia. La verdad es que conseguir la panificadora del Lidl es toda una experiencia. Ya me dirás qué tal te vas defendiendo con ella. A veces cuesta pillarle el punto (no todos los panes salen espectaculares a la primera) pero con un poco de práctica se convertirá en tu mejor amiga. Vete contándome!

      Me gusta

  3. jajajaja Me siento identificada , hice todo un despliegue ese día para conseguir la tan deseada panificadora. Que ilusión!!!! Es que ni mi hija pequeña :))))
    Y por fin llegó a casa y ha sido todo un éxito y un acierto.
    Hoy voy a hacer esta receta y le voy a regalar el pan a mi madre para que lo disfrute.
    Estoy pensando en hacer la masa en la panificadora y después sacarla y hacer bollitos individuales para congelar , igualmente.
    Muchas gracias por la receta!!!!!

    Le gusta a 1 persona

      1. Hola! el pan un éxito! Lo he hecho con harina semiintegral de espelta y no he quitado la opción de calentamiento más q nada xq tmpoco se quitarla… jajaja
        Repetiré seguro!
        Ahora estoy haciendo un pan con harina de arroz, no se como saldrá….

        Le gusta a 1 persona

      2. El pan de harina de arroz fue directo a la basura, y mira que me da rabia tirar comida a la basura…. pero salió un mazacote duro e insipido que no había quien le hincara en diente.
        Ahora tengo uno de espelta blanca en la panificadora con las mismas medidas que este que mezclas harinas, a ver que sale… de momento ando experimentando.
        El próximo que tengo en mente es de harina blanca de espelta con mezcla de maiz, he cogido la idea en la página de cocinanco voy recetando vengo, ya te contare… cuando lo haga.

        Le gusta a 1 persona

  4. Cuánto me alegro de haberte encontrado!!! 👏🏻👏🏻👏🏻 y de leer que no soy la única que tiene anécdota al comprar la panificadora lidl! Yo nunca llegaba tiempo, y esta vez, aprovechado que la gente está en la playa o de fiesta (por el lugar donde vivo), hice un planing para ir a por ella, y cuando llegue… Había dos torres llenas de panificadora 😂😂 y yo con la mía, más contenta que un niño el día de reyes 😍 Te quería comentar una cosa por si puedes echarme una mano… No me ha subido nada el pan de esta receta, puede ser porque uso levadura sin gluten? Aún no le he pillado el truquillo a la máquina.
    Muchas gracias de antemano, y por compartir tantas cositas ricas 💜😘😍

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Irene, la verdad es que comprar la panificadora en el Lidl es toda una aventura, pero seguro que la vas a usar mucho. Es cierto que hay que tener paciencia y no desistir a la primera de cambio. Levadura sin gluten no he usado nunca, pero no creo que tenga que ver si es panadera, que no sea la de repostería. Lo que sí que me he ido dando cuenta es que no es necesaria tanta cantidad de levadura. Con una cucharadita ahora mis panes crecen casi más que usando el sobre entero. Haz la prueba así para el siguiente y me cuentas. Un abrazo.

      Me gusta

    1. Hola, la función de calentamiento es incompatible con la de tostado en la panificadora del Lidl. Al menos en mi modelo. Es la misma flecha, la última opción. No obstante, últimamente no la activo si tengo tiempo. Me están quedando mejor los panes poniendo el tostado a máximo nivel y haciendo el calentamiento.

      Me gusta

      1. Yo probaría con la misma cantidad y en el amasado puedes ver si necesita algo más de líquido. En ese momento le puedes ir poniendo alguna cucharada más. La absorción de líquidos de cada harina, de cada marca, puede variar.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s