Centeno, espelta y sirope de ágave para unos muffins de canela

P1030029

Hoy no os voy a dar mucho la brasa con divagaciones filosóficas. Es martes, me duele la garganta, y no tengo el cuerpo de jota ni aún comiendo #harinasconsúperpoderes. Porque sí, hasta las más sanas sucumben a los virus que traen los niños a casa, esos que pasan por ellos sin pena ni gloria pero a los mayores nos dejan KO al primer round. Además precisamente esto te suele pasar cuando tienes más cosas que hacer, hoy es el cumpleaños de mi hija y ayer sin fuerzas para mover las piernas me di cuenta de que no tenía ni las bolsas de chuches hechas (sí, a ellos les dejo comer cosas con azúcar de vez en cuando), ni la tarta para el cole, ni los regalos comprados. Vamos, un desastre total.

P1020999

Así que después de toda esa súper maratón que me hice ayer (alguna más me tocó pero no es plan de contar todas las penurias) hoy me merezco algo para reconfortar y compensar las altas dosis de ibuprofeno que se han adueñado de mi cuerpo. Me acordé de estos riquísimos Muffins de centeno y canela que he hecho bastantes veces del blog El Invitado de Invierno (un blog maravilloso con unas fotos alucinantes), y me puse manos a la obra. Se tardan poquísimo en hacer y son muy agradecidos, la verdad es que todo lo que lleva canela queda bueno, bueno. Siempre me ha gustado mucho el centeno, pero en España la verdad que no es fácil encontrar recetas de repostería, así que cuando vi esta no dudé en hacerla.

P1030063

Yo he customizado la receta, no podía ser de otra manera, y han quedado perfectos. La harina de trigo de la receta original la he sustituido por espelta integral y la leche la he cambiado por una que tenía en casa de arroz. Llevo un tiempo intentando hacer cambios con las leches, y aunque para beber me cuesta mucho hacerme al sabor, en postres veo que se consiguen buenos resultados.  Y porque yo lo valgo, me los estoy merendando con un café calentito, que con esta lluvia que está cayendo en la capital del reino de los ladrones, dícese de Madrid, no apetece otra cosa.

Ingredientes

– 100 gr. de mantequilla derretida

– 2 huevos

– 185 ml. de leche (yo leche de arroz, se puede poner de avena, de soja, de almendras…)

– 190 gr. de sirope de ágave

– 1 cucharadita de canela molida

– 140 gr. de harina blanca de centeno

– 160 gr. de harina de espelta integral

– 1 cucharadita de bicarbonato

– 1 cucharadita de levadura (os confieso que no la he puesto y aún así algo han crecido)

Modus Operandi

1) Derretir la mantequilla en el microondas y la mezclamos con los líquidos, los huevos, la leche y el sirope de ágave, y yo le pongo ya la cucharadita de canela. Se puede hacer en la Thermomix, unos 30 seg. a velocidad 5, con la batidora convencional o a mano. Es muy fácil.

2) Añadir las harinas, el bicarbonato y la cucharada de levadura. En Thermomix unos 30 seg. a velocidad 3. Con batidora o varillas hasta que esté todo integrado.

3) Poner en cápsulas de papel, moldes de magdalenas o lo que soláis usar.

4) Al horno unos 20 minutos a 180º.

5) Deja enfriar unos minutos antes de desmoldar y comer, que te estoy viendo.

Y como soy poliédrica, hoy mi recomendación musical de #Comesintrigoybailarás tenía que mostrar otra de mis facetas. No sólo de rock vive el hombre (entendiéndose por hombres y nujeres ¿eh?, no quiero malos rollos). Me pirran los clásicos, así que para una tarde lluviosa y gris pero sin olvidar el buen rollo esta es mi sugerencia (soy consciente de que tendré detractores pero soy como soy, ñoña, qué le voy a hacer…)

¿No me digáis que no os habéis sentido algún día tan tontamente pletóricos como para hacer esto?

7 comentarios en “Centeno, espelta y sirope de ágave para unos muffins de canela

  1. No se me ocurre nada mejor para compensar tu día “horribilis”!!! A veces nos olvidamos de lo importante que es darnos un pequeño homenaje para afrontar con energía y buen humor el durísimo día a día en la capital de los ladrones…jajajaja!!! La receta una pasada y qué decir de la sugerencia musical….para mí, no es comparable a nada. Genial!. Sin duda ya estarás mejor, no puede ser de otro modo!!!

    Me gusta

    1. Todos los días deberíamos darnos pequeños homenajes, tengamos o no día horrible verdad? Yo desde que he hecho estos cambios en la alimentación intento que sea el momento de la merienda, me trae buenos recuerdos de infancia, así que un café con cualquier cosa rica hecha en casa, sola y mirando al infinito consigue sacarme una sonrisa. Y si es con buena música mejor que mejor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s